Innovación acuícola: Nuevos sensores en RAS AquaPacífico registrarán parámetros de calidad de agua y permitirán monitoreo remoto a través de App

La instalación de un innovador set de sensores al Sistema de Recirculación Acuícola (o RAS por sus siglas en inglés), viene a reforzar el monitoreo al complejo sistema de cultivo de peces desarrollado por el Centro AquaPacífico, al permitir realizar una supervisión remota a través de una Aplicación (App) y contar con un registro de largo plazo de varios parámetros seleccionados.

Los antiguos sensores del RAS AquaPacífico estaban destinados a controlar los niveles de oxígeno. Estos, si bien aún siguen funcionando y midiendo, no otorgan la posibilidad de conectarse a otros equipos para desplegar mayor información, son sensores que trabajan de forma local y de manera manual, esta es la principal diferencia con la actual implementación en red y automatizada.

Sensor que mide pH y temperatura dentro de los estanques del RAS.

Blue Metrics Ltda., la empresa a cargo de la instalación, explica que esta nueva tecnología incorporada al RAS, consta de instrumentos pensados para medir algunas variables de calidad del agua y lograr un monitoreo continuo de los parámetros importantes para la mantención del sistema. En esa línea fueron incluidos sensores de oxígeno disuelto, que miden la saturación y concentración del oxígeno en el agua; de pH; de temperatura y además, se incluyó de voltaje, que permiten conocer el suministro correcto de energía (bajada o subida de voltaje, falla del sistema eléctrico y de equipos conectados a la red eléctrica).

“Lo interesante es que el usuario puede medir un sinnúmero de variables y en este caso nosotros solicitamos sólo las que necesitábamos. Además, lo atractivo es que la información que entregan los sensores puede correlacionarse, por ejemplo, oxígeno con temperatura. Eso nos permite tomar mejores decisiones y también, obtener parámetros importantes para el manejo”, enfatiza Miguel Pradenas, Jefe de Operaciones de AquaPacífico.

Una de las características que tienen estos equipos, es que están conectados a distintos dispositivos que trabajan en red. “Los sensores mandan la información desde el punto de medición hasta la nube y desde la nube se administran los datos y se despliegan a los clientes”, señala Maximiliano Santander, ingeniero en acuicultura de la UCN y miembro de la empresa Blue Metrics Ltda.

“Entregamos la capacidad de contar con más información, de trabajar con proyecciones, pero además reducimos el riesgo de la operación, porque si algo falla, es decir, si alguno de las factores o variables se ve alterada en su rango, la alarma se activa y da aviso inmediatamente a las personas para que tomen medidas al respecto”, añade.

Beneficios de los sensores

Parte de la reciente infraestructura instalada contempla sensores de calidad de agua y cámaras de vigilancia para monitorear el RAS.

Dentro de los beneficios que otorga el nuevo sistema, está la posibilidad de supervisar el RAS de forma remota a través de una App, esta permite observar tanto los parámetros de calidad de agua como el estado físico de los peces, puesto que, además de los sensores instalados, el equipo incluye cámaras de vigilancia. Entonces tanto el operario in situ (la persona que se encuentra en el cultivo) como cualquier profesional vinculado, desde su casa o del lugar donde esté, puede monitorear el lugar.

“Esto permite generar un diálogo entre quien esté en el cultivo y quien esté monitoreando desde la App, porque se puede contrastar la información que ambos están visualizando y así, tomar decisiones y acciones más acertadas”, puntualiza Pradenas.

Otro punto, tiene que ver con la información constante y permanente de los datos monitoreados, ya que actualmente la medición del cultivo acuícola es manual y realizada por el operario, con medición al inicio, otra a medio turno y al final de la jornada.

En este sentido, otro beneficio es que la información que llega al usuario puede ser configurada de acuerdo a las necesidades del cultivo. En AquaPacífico los sensores están midiendo el agua del RAS cada 5 minutos, pero ese intervalo de tiempo se puede reducir o aumentar dependiendo los requerimientos que existan. “El poder generar datos cada 5 minutos entrega la valiosa posibilidad de tomar decisiones mucho más acertadas e incluso el poder hacer investigación al respecto”, asegura el jefe de operaciones de AquaPacífico.

Por otra parte, los sensores siempre están registrando los datos y eso permite determinar si algo está fallando o no (en base al registro histórico), dicho registro queda graficado y es posible observar las curvas completas en diferentes rangos de tiempo.

Sistema de Recirculación Acuícola – RAS del Centro AquaPacífico.

“Como AquaPacífico trabaja con un sistema de recirculación bien complejo, donde el recambio de agua es mínimo y requiere mantener las condiciones apropiadas de ambiente para los peces, los sensores otorgan la ventaja de contar con harta información y gráficos que permitan modelar y predecir ciertas situaciones”, precisa Sebastián Messina, ingeniero en acuicultura de la UCN y miembro de Blue Metrics Ltda.

Agrega además que una segunda parte de esta implementación debería ir encaminada a complementar la parte física y química del agua con la parte biológica de los organismos.

“Esto permitiría poder predecir por ejemplo tasas de crecimiento, tasas de conversión de alimentos, épocas de reproducción y un sinnúmero de variables fisiológicas que pueden afectar a los organismos”, asegura.