Infraestructura Tecnológica AquaPacífico: Con planta experimental y pilotaje de alimentos aportarán a la formulación de dietas para especies nativas en Chile

Con la instalación e implementación de una planta para la manufactura de alimentos, AquaPacífico, en conjunto con el área de Nutrición del Departamento de Acuicultura de la Universidad Católica del Norte, esperan aportar a uno de los mayores desafíos que enfrenta hoy el cultivo de especies nativas en la macrozona centro norte de Chile, que son las dietas para especies específicas asociadas a las diferentes etapas del ciclo de vida de éstas.

Actualmente el desarrollo de la acuicultura de especies nativas en la macrozona centro norte de Chile no cuenta con alimentos formulados ni adaptados a las necesidades y particularidades de estos organismos, debido a que el alimento que hoy se utiliza para peces marinos nativos, en su mayoría, se basa en formulaciones elaboradas para la industria del salmón al sur del territorio nacional.

Por ello, es que resulta de especial importancia contar con un laboratorio tecnológico capaz de producir alimentos en modalidad pilotaje, considerando que en el país se está potenciando la acuicultura de especies nativas, sobre todo en la zona norte. En esta línea se estima que la puesta marcha de esta nueva planta de experimental y pilotaje comience el segundo semestre del año en curso.

Servicios de la planta

Dentro de los servicios que se desprenden de esta nueva infraestructura está el procesamiento de nuevas materias primas para definir los niveles nutrientes que puedan tener; el uso de esas materias primas en la generación de alimentos formulado para la industria acuícola a un nivel de escala piloto; bioensayos para evaluar digestibilidad y parámetros de crecimiento y supervivencia; análisis sensorial u organolepsia y asesorías; capacitaciones o cursos a nivel nacional e internacional asociados a estos temas.

“La idea es poder analizar y/o validar materias primas e ingredientes para formular alimentos a una escala experimental y piloto, es decir, con un potencial de producción de hasta 100 kilos de alimento por día, orientado a la acuicultura de la zona centro norte, tanto en especies marinas como de agua dulce”, indica la Directora Ejecutiva del Centro AquaPacífico, Claudia Soto Canales.

Rendering o uso de descartes

El rendering o el proceso de transformación de subproductos de descarte animal y/o vegetal en materias primas aptas para el consumo y nutrición animal, surge como una estrategia en la búsqueda de ingredientes que aporten a la formulación de alimentos adecuados, sostenibles, alcanzables y alineados con los principios de economía circular para la creciente demanda del rubro acuícola.

En este contexto, el académico de la Universidad Católica del Norte, Dr. Pedro Toledo Agüero, explica que “lo que hemos hecho nosotros inicialmente fue recuperar los subproductos de la industria del ostión como vísceras y otras partes que usualmente se van a la basura, y tratar de incorporarlos a algunos alimentos. Ese tipo de acciones también serán parte del trabajo de la planta cuyo fin será procesar nuevas materias primas, incorporarlas a las dietas que vamos a trabajar, probarlas y hacer ese tipo de experimentación que no existe en la región norte del país”.

Claudia Soto, Directora Ejecutiva de AquaPacífico agrega que “respecto al proceso y generación de ingredientes, la idea es probar nuevas materias primas y aquí es donde entra la componente de circularidad, con la intención de utilizar desechos (o descartes acuícolas) que pudiesen ser insumo para ello. Entonces pensando en cómo nos vinculamos con la industria, estas materias primas pueden utilizarse en el desarrollo de dietas a nivel experimental o piloto como también pueden ir a optimizar dietas ya elaboradas por empresas y que se están vendiendo a escala comercial”.

Optimización para la producción acuícola

En Chile, se considera acuicultura productiva al cultivo intensivo y comercial de especies acuáticas, como peces, moluscos y algas, con el objetivo de obtener productos alimenticios de alta calidad y valor económico. Este término se utiliza para distinguir las actividades acuícolas que están orientadas hacia la producción a gran escala y que tienen un impacto significativo en la economía del país.

Bajo esta concepción, la rentabilidad en la producción acuícola resulta ser un punto decisivo para la proyección de una empresa, siendo el alimento, dentro de la cadena de producción, el responsable del mayor gasto operacional en el proceso, llegando incluso a abarcar hasta el 60 % de los costos de producción.

“Si se logran desarrollar alimentos más económicos para las especies se hace cada vez más rentable este sistema productivo, pensando en que los alimentos requieren ciertas materias primas cuyos valores actuales son muy altos y afectan la rentabilidad del cultivo de dichas especies”, comenta el Dr. Toledo.

Añadiendo, además, que existe mucho interés en hallar nuevas formas de proteínas y lípidos que puedan abaratar costos y que aporten nutricionalmente a las especies de cultivo. “Nosotros tenemos aquí nuevas fuentes de proteínas y lípidos que no estamos usando, que se están tirando a la basura, entonces por eso es importante el trabajo que se pueda desarrollar en este nuevo modelo de producción y consumo denominado Economía Circular”, explica Toledo.

AquaPacífico cuenta actualmente con cuatro líneas de desarrollo, peces, moluscos, algas y alimentación, por lo que Claudia Soto sostiene que “la planta de alimentos viene a complementar el área de alimentación acuícola, potenciando las capacidades en el área de nutrición que la UCN ya tiene. Este espacio viene a enriquecer esa área de trabajo asociada a la producción experimental y a nivel de pilotaje, pero no sólo para efectos de investigación, sino que también para efectos de producción, escalamiento y transferencia con fines productivos y eso es lo que nos debería diferenciar del trabajo que hoy realiza la universidad”.